Publiboda


RESTAURANTE VALENTINA - LLENO DE SUTILES Y DELICIOSOS SABORES (MÉRIDA)
Categoría: Restaurantes
País: México
Región: Yucatán
Dirección: Calle 86 Sur Carr. Dzununcán S/N . Col. Santa Cruz, 97315, Mérida, Yucatán, México (Ver mapa)
Teléfono: +52 1 999 254 054 / +52 1 999 6119233

Descripción

Restaurante Valentina, lleno de sutiles y deliciosos sabores. Para disfrutar platillos suculentos y de talla internacional en la Hacienda Santa Cruz sólo hay que visitar el Restaurante Valentina, que ofrece desayunos, almuerzos y cenas. Su menú, en sus diferentes versiones, apuesta por los productos locales con la única finalidad de brindar frescura a sus guisos y apoyar a los pequeños productores de las comunidades locales. Cuenta con su propio huerto ,dentro de las instalaciones de la Hacienda Santa Cruz para darle un toque aún más especial a sus recetas. Muy temprano el Restaurante Valentina invita a despertar los sentidos durante el desayuno gracias al café italiano Lavazza en sus diferentes versiones sólo para paladares refinados, acompañado de pan brioche tostado o una canasta de pan dulce, todos recién horneados. No es lo único que se prepara en casa, también sirven una selecta variedad de mermeladas como la de mango con chaya o de fresa con menta, tomate verde o grosella verde, entre otras, las cuales van cambiando de acuerdo a los frutos de la temporada. Diariamente hay una especialidad mexicana diferente, sólo hay que preguntar al mesero por ella. La variedad al elegir otros deliciosos platillos es destacable por los Papadzules, Enfrijoladas rellenas de queso fresco, Huevos ahogados en caldo de chaya, Huevos motuleños y el especial Omelette Santa Cruz con chía y espinacas. El complemento son los jugos de frutas recién hechos y la fruta fresca. Comidas Excepcionales. En la comida y la cena, el menú se hace más extenso y está salpicado por diversos sabores de México, muy sutiles como corresponde a la gastronomía de nuestro país. Para abrir el apetito la cortesía de la casa es una pequeña Gordita de chicharrón, “una probadita de cielo”. Para botanear está el suculento Sikil Pak, una pasta maya preparada con jitomate y pepita; el fresco Ceviche de pescado en verde; Laminillas de pulpo bañadas con aderezo de cilantro; Filete de res frío con mayonesa de chipotle (preparada en la cocina de la Hacienda Santa Cruz); o Tacos de camarón en tortilla de jícama con col y zanahoria muy al estilo Baja California que restan culpabilidad al momento de contar las calorías. Como segundo tiempo se puede optar por una ensalada de arúgula, lajas de queso de bola y nueces caramelizadas o la mezcla de lechugas con betabeles rostizados, chía, pepita, queso de cabra suave y una delicada vinagreta de vino tinto. Pero si se desea una sopa que recuerde la sazón de una madre, la opción es el Fideo seco con chorizo, aguacate y crema de rancho. La selección del plato fuerte representa un gran dilema entre tantas suculentas opciones, los platillos más populares son la Costilla corta de res en salsa de vino tinto y chiles que se cocina al vacío durante toda la noche para deshacerse de rica al servirse; la típica Costilla de cerdo en adobo de guayaba y morita; el Itakate de pato en salsa de pepita roja; el Chamorro de cerdo en chileajo costeño y frijol kabax; o el Pollo encacahuatado.

Total Votos: 0

Visitas: 145